Servant – Temporada 3

La familia Turner sigue navegando los secretos oscuros del pasado mientras  Leanne Grayson comienza a conocer su verdadero potencial oscuro.

En la tercera temporada, Servant ha desarrollado nuevas formas de potenciar una historia que había puesto sus raíces en los rincones de una casa llena de caretas. Creado por el escritor británico Tony Basgallop y coproductor ejecutivo de M. Night Shyamalan, quien vuelve a dirigir episodios, Servant nos regresa al mundo thriller- psicológico de Apple TV Plus. Dorothy (Lauren Ambrose) y Sean (Toby Kebbell) Turner, vuelven a cuestionar la presencia de Leanne Grayson (Nell Tiger Free) la niñera interna de su hijo, Jericho.

Servant continua experimento sobre cuánto tiempo una serie puede contener respuestas concretas a sus misterios centrales, y el crédito por esa naturaleza provocadora es para el productor ejecutivo, director y fuerza creativa impulsora M. Night Shyamalan, cuya carrera ha estado marcada por historias basadas en giros culminantes, a menudo de una calidad no tan satisfactoria. Ahora, en su tercera temporada, el espeluznante esfuerzo es como la máxima expresión del modus operandi del autor: establece y desarrolla desconcertantes escenarios sobrenaturales y luego los silencia o sostiene durante mucho tiempo, todo con la esperanza de que el espectador permanezca intrigado.

El resultado es un drama oscuro que lleva al límite la tensión a base de poca información. Sin duda, muchos han encontrado esa construcción desconcertante; hay tantas veces que uno puede estar en el precipicio de la comprensión, solo para volver a caer en la confusión.

How Servant Season 3 Leans Into Its “Bonkers” Tragi-comedy | Den of Geek


Esta temporada continúa tres meses después de los eventos del final de la temporada anterior, con el bebé Jericho de regreso en los brazos de sus padres, la reportera de televisión local Dorothy Turner (Lauren Ambrose) y el chef gourmet Sean (Toby Kebbell).

Como Jericho, que murió debido a la negligencia causada por el colapso psicológico de Dorothy, está vivo y coleando, sigue siendo desconcertante, al igual que la inquietud de sí este bebe es en realidad Jericho o alguien (¿o algo?) completamente diferente. Ni siquiera está claro qué proceso llevó a Jericho de regreso a la tierra de los vivos, aunque su reaparición es definitivamente el resultado de Leanne Grayson (Nell Tiger Free).

La querida niñera de los Turner, Leanne, asesinó semiaccidentalmente a su familia cuando era niña, fue adoptada y criada por un culto conocido como la Iglesia de los Santos Menores, y cuando era adolescente desobedeció las órdenes de su nuevo clan (que supuestamente venían de Dios, o de algún otro poder superior) al entrar en el empleo de los Turner, una decisión motivada por la creencia de toda la vida de Leanne de que la celebridad de la televisión Dorothy sería una madre sustituta modelo.

Servant” Season 3 Trailer Is Stalked by a Cult [Video] - Bloody Disgusting


Dorothy puede adorar a Jericho, pero es cualquier cosa menos una madre estable, que vive en una severa negación de su culpabilidad en la muerte, que naturalmente se ve facilitada por el hecho de que el bebé se ha rematerializado mágicamente en su cuna. Tanto Sean como el hermano Julian (Rupert Grint), no son mucho mejores cuando se trata de ser sinceros con ellos mismos (o con cualquier otra persona), lo que permite que Dorothy se engañe en un loco intento de volver a la normalidad.

Sin embargo, «frivolidad» es una buena manera de describir ese objetivo, ya que Servant es una historia sobre las mentiras que nos decimos a nosotros mismos y a los demás para hacer que nuestros fracasos sean más aceptables, y el dominio que esas falsedades ejercen en cada momento que estamos despiertos. Por lo tanto, también es una historia sobre una profunda disfunción individual y familiar, que se extiende desde los Turner y su relación con Jericho, hasta el deseo de Leanne de convertirse en miembro fidedigno de la familia, hasta la creciente paranoia que se desarrolla a lo largo de esta tercera temporada. .

image of Dorothy (Lauren Ambrose) screaming while holding her baby.

La sospecha está en todas partes en Servant: Dorothy piensa (probablemente correctamente) que sus jefes la están empujando al margen a favor de una reportera más joven; Julian y su nueva novia Vera (Sunita Mani), a quien conoció en rehabilitación, tienen el molesto presentimiento de que Jericho es en realidad el hijo biológico de Leanne; y Leanne, después de apuñalar a su malvada superiora del culto, la tía Josephine (Barbara Sukowa), en el ojo con una daga al rojo vivo, prendió fuego a su cuerpo y escondió su cadáver en las paredes de la casa de los Turner, espera que su culto reaparezca en cualquier momento.

Es la última de estas preocupaciones la que impulsa gran parte de las acciónes de Leanne en esta temporada en donde adquiere nuevamente total protagonismo, y se intensifica una vez que Sean comienza a alimentar a un grupo de hombres y mujeres sin hogar en el parque adyacente a su residencia, y esos individuos comienzan a pasar las noches mirando la ventana del dormitorio del ático de Leanne sin intensiones claras.

Servant season 3 recap: Apple's creepy M. Night Shyamalan show returns -  Polygon

Dado que Leanne es un enigma perpetuo, es imposible entender exactamente lo que está sucediendo en Servant. Aún así, Shyamalan y una colección de hábiles directores lanzan un hechizo inquietante a través de tomas largas y sinuosas, imágenes que miran a sujetos humanos desde arriba o desde abajo, primeros planos intensos hasta el punto de la distorsión y una partitura salpicada con estridentes chillidos y traqueteos.

No es que los Turner tengan la intención de ser totalmente desagradables; a pesar de sus numerosas carencias, sus actitudes narcisistas y condescendientes también son fuente de humor negro, como cuando Sean, refiriéndose a unos idiotas de la costa de Jersey en el paseo marítimo que está visitando, opina: “Estamos en su país”.

Grint y Kebbell obtienen inquietantes motivaciones en esta temporada de Servant, y el giro nervioso del primero hace que Julian, desesperado por descubrir qué está sucediendo, sea lo más parecido a lo que sentimos los espectadores. Leanne, mientras tanto, impulsa el misterio de la temporada desde una oscuridad cada vez más descubierta, su actuación se mueve sin problemas entre la ansiedad, el horror y el celo impulsivo, ninguno de los cuales es completamente confiable.

Eso deja a Dorothy  para encarnar la locura máxima de la serie, y lo hace con un vigor tan aterrador y desagradable que con frecuencia parece que está a punto de explotar en un ataque de manía homicida (o suicida). Dispuesto a parecer desagradable, hay que rescatar que la actriz Lauren Ambrose demuestra cómo es el alma de Servant aún más fascinante por ser tan inescrutablemente desquiciado.

Servant – Temporada 3
Sigue siendo una serie fascinante e inescrutablemente desquiciada
A favor
En contra
8
AllEscort