Seoul Vibe

En 1988 Corea del Sur era sede de los juegos olímpicos en el contexto del fin de la guerra fría, esto sirve como telón para la historia de los miembros del equipo supremo de Sanggye-dong que se involucran en una investigación de sobornos cuando reciben una oferta imposible de rechazar.

Fuente: NETFLIX

Desde la ilusión democrática innegable de la época, #SeoulVibe revive con una propuesta visual amplia e intensa los conceptos ochenteros, rescatando, dentro de esta «misión encubierta», los elementos más trascendentes de la noche coreana, la violencia de la cultura, su música y encantadora moda.

El fiscal jefe Ahn Pyeong-Wook (Oh Jung-Se) recluta al Equipo Supremo de Sanggye-dong en la operación de investigación de fondos ilegales VIP, que se lleva a cabo bajo el caos de todo lo que sucede en la ciudad del progreso. El lider Dong-Wook (Yoo Ah-In) siendo preso de sus propias ambiciones, se infiltra para ser asignado como recolector del dinero ilícito, pero no estará solo. Otros miembros del equipo incluyen a Woo-Sam (Ko Gyung-Pyo), que también es DJ, y Bok-Nam (Lee Kyu-Hyung), que conoce las calles de la ciudad de Seúl como la palma de su mano. Yoon-Hee (Park Ju-Hyun), la líder del club de motociclistas más grande de Seúl, también formará parte de la banda junto a Joon-Gi (Ong Seong-Wu) que puede arreglar cualquier cosa y es la mano derecha del líder.

Desde el otro lado de la moneda, el general Mangaer Lee (Kim Sung-Kyun) juega un papel clave en el transporte de los fondos para sobornos y el lavado del dinero. Por su lado, la presidenta Kang (Moon So-Ri), la mente maestra del negocio, es una persona poderosa, considerada una magnate en el mercado de préstamos privados.

Fuente: Netflix

#SeoulVibe es una verdadera fantasía de acción ilimitada en sus referencias, como si fuera preconcebida en la mente de un niño amante de los autos y la ciencia ficción. Moon Hyun-Sung (The King’s Case Not) retrata de manera tragicómica el 1988, cuando, después de años de dictadura militar, Corea del Sur estaba en transición hacia elecciones más libres. El equipo de conducción con su propio garaje personalizado son los héroes de la película, mientras que aquellos que poseen los millones escondidos y proceden del viejo régimen corrupto son los malos. Todo esto construido al mejor (o peor) estilo de Fast & Furious.

Es divertida, incluso algo tonta y con un elenco talentoso que demuestra que no solo son increíbles por si solos, sino que manejan una química maravillosa juntos. El humor de la película es la correcta y la acción puede ser alucinante, pero el ambiente general captura la sensación de la ciudad al borde del cambio.

El guion de Shin Soo-A y Moon Hyun-Sung se esfuerza mucho por ser una versión ligera de muchas cosas que has visto, pero aclara el estado de ánimo a medida que el espectador se deleita con la nostalgia retro de los 80. Si bien la película no es un éxito total en sí misma, su historia carece de originalidad, el personaje principal logra ser lo necesariamente absorbente y alucinante como para decidir acompañarlo en esta misión de muerte, y aunque le sobran 20 minutos, tiene una calidad adictiva que no puede ser ignorada.

Fuente: Newsmovies

Sin terminar siendo una película formidable, cumple exactamente con lo que propone y no habría razón para odiarla, incluso cuando su VFX desafía toda lógica. Con una grata participación de Song Min-Ho (WINNER) y, repito, un excelente grupo de actores, #SeoulVibe se siente frenética y divierte hasta el último minuto.

Seoul Vibe
Fotografía
8.2
Guion
7
Ensemble | Elenco
8
Dirección
8
Score | OST
8
Nota de lectores0 Votos
0
7.8

Let’s Review Widget