Nope

En la última película del aclamado director Jordan Peele (GetOUT) dos hermanos que dirigen un rancho de caballos en California descubren algo siniestro en los cielos, mientras que el dueño de un parque temático adyacente intenta sacar provecho del misterioso fenómeno. Con una tensión constante, pero mezclada con cierta liviandad como para no abrumar, #Nope se constituye como una película de terror diferente y que no descuida sus mensajes más importantes. Habla sobre la historia del cine, al mismo tiempo que condena el espectáculo como un ambiente vicioso y violento.

Fuente: Universal

La película se toma su propio tiempo para construir un mundo centrado en dos hermanos, sus energías y puntos de vista de la vida drásticamente diferentes, así como su rancho en ruinas. El cielo abierto, las montañas y el paisaje son elementos clave de la trama, tanto como los animales y los humanos. OJ Haywood (Daniel Kaluuya) y Emerald Haywood (Keke Palmer) se encuentran con extraños avistamientos en el cielo, que se vuelven peligrosos en poco tiempo, y poder capturarlo o registrarlo «en cámara» es la oportunidad que necesitaban para ganar dinero: lo llaman «la oportunidad de Oprah«. También hay una trama secundaria que involucra a la ex estrella infantil Ricky «Jupe» Park (Steven Yeun), quien sobrevivió a un ataque descontrolado de su coprotagonista chimpancé cuando era niño, y ahora está tratando de montar su propio espectáculo con la criatura misteriosa del rancho.

Si bien la película es excelente como una característica de terror/criatura, Peele siempre hace una declaración fuerte, y eso es cierto aquí. Estamos obsesionados con los espectáculos y alimentando nuestra curiosidad morbosa, el solo hecho de que amamos las películas de terror es evidencia de eso, pero a veces nuestra obsesión nos lleva a la ruina. La película muestra que buscar el mayor espectáculo y la toma perfecta, y ser el primero en llegar a la escena, puede conducir a resultados desastrosos. Ni siquiera Ricky, la ex estrella infantil que presenció un alboroto de cerca de su coprotagonista chimpancé, no pudo resistirse a hacer otro acto animal una vez que creció.

Los mensajes ocultos, las metáforas y los comentarios sociopolíticos en los proyectos desconcertantes y extrañamente cautivadoras de Jordan Peele siempre se convierten en fuentes de análisis. Siguiendo con su tono y tradición, su tercera película también te deja con interrogantes y teorías especulativas. Es cierto que cuando se acaba todo te cuestionas cuál fue exactamente su pensamiento detrás de esta película. ¿Es solo una película de lucha contra el alienígena a nivel superficial o más que eso?

Los paisajes, filmados en una película de 65 mm por el director de fotografía Hoyte Van Hoytema, tienen escala, incluso si los efectos generados por computadora a veces le quitan esa «seriedad». La musicalización es inventiva y evocadora. Mi parte favorita sin duda fue la partitura de Michael Abels, por turnos, esplendorosa como insinuante.

No decepcionó, sentirás que #Nope es una película audaz, pero alocada que solo podría provenir de Jordan Peele. Combina elementos de ciencia ficción, terror y western de una forma única. Me encantó, muy por sobre las «regulares» críticas que había leído.


Director y guion: Jordan Peele.

Elenco:

Daniel Kaluuya
Keke Palmer
Steven Yeun
Brandon Perea
Nope
Fotografía
8.5
Guion
8
Ensemble | Elenco
8
Dirección
8
Score | OST
8.5
Nota de lectores0 Votos
0
8.2

Let’s Review Widget