LOST

Una historia que muestra el impacto que tiene la violencia y las perdidas emocionales sobre las personas. Personajes con diferentes tipos de inseguridades, dolores y rabias internas. Una historia de tipo slice que trae bastantes cuestionamientos sobre lo que nos motiva en la vida. La producción especial de Jtbc celebra los diez años de la cadena.

LOST es un kdrama de la Jtbc de 16 episodios dirigido por Hur Jin-Ho (Debut en dramas) y escrito por Kim Ji-Hye (My Love, My Bride). Protagonizado por Jeon Do-Yeon, Ryoo Joon-Yeol, Park Byung-Eun y Kim Hyo-Jin.

Cuenta la historia de personas comunes que han trabajado duro toda su vida para encontrar el éxito en sus vidas, pero de repente se dan cuenta de que «nada de eso ha pasado». Sintiéndose «Descalificados como humanos» estas personas se unirán para compartir un momento de su vida en donde sienten que todo va cuesta abajo.

Bu-jeong (Jeon Do-yeon) es una escritora fantasma (un escritor profesional a quien se contrata para escribir obras por las cuales no recibirá crédito oficial, sino que permanecerá anónimo) que quiere escribir una obra original en su propio nombre. Ella ha hecho todo lo posible en la vida, pero de repente se encuentra con un fracaso y pierde la razón para vivir.

Kang-jae (Ryu Jun-yeol ) es un hombre de cara al final de su juventud que tiene miedo de «no ser nada». Creció pobre y sueña con hacerse rico. Dirige una empresa de servicios de acompañantes que organiza a las personas para que asuman diferentes roles requeridos por los clientes.

Jung-soo (Park Byung-eun) El esposo de Bu-jeong, líder del equipo de administración de una tienda de alimentos en una tienda departamental. Su vida y matrimonio se han escapado de sus manos y todo se complicará cuando su primer amor regrese.

Kyung-eun (Kim Hyo-jin) Es el primer amor de Jung-soo. Casualmente se encuentran cuando ella está en proceso de perder a su marido producto de una enfermedad que lo aqueja hace años. Jung-soo se convertirá en su gran apoyo aunque sus sentimientos se verán expuestos.

La producción especial de Jtbc celebra los diez años de la cadena

REVIEW:

Lost se convierte en un drama con mucho peso emocional que finalmente busca desmoronar la visión perfecta que muchas veces se busca establecer sobre la sociedad coreana. Toca tema que son generalmente rechazados por dicha sociedad como el suicidio, la infidelidad y falta de estabilidad económica. La serie se desarrolla entre monólogos de los protagonistas que son dirigidos generalmente a alguien importante, sus padres. Es una especie de «rendición de asuntos personales» en donde confiesan sus vivencias, miedos e interrogantes sobre los altos y bajos de la vida.

«Solo quería estar en un lugar que no fuera mi casa, sentarme con alguien que no fuera mi familia. Sin hacer nada, quedándome quieta. A veces quiero hacer eso. No tengo que decir nada. No tengo que pensar nada. No tengo que preocuparme. Con alguien de quien no espero nada»

Kang-jae (Ryu Jun-yeol) y su amigo Lee Soon-Ju (Yoo Su-Bin) se encuentran sorprendidos por el suicidio de su amigo, esto los desvía ciertamente del camino que llevaban y les permite cuestionar la naturaleza de dicha decisión. Es por esto que Kang-jae conoce a Bu-jeong (Jeon Do-yeon) quien llora desconsoladamente en el autobús.

Por otro lado Jung-soo (Park Byung-eun) y Kyung-eun (Kim Hyo-jin) viven un reencuentro en un momento crucial de sus vidas en donde todo se está desmoronando o al menos sus relaciones más importantes. En este dilema sobre qué sienten por el otro revivirán la verdad de un primer amor que es una experiencia muy importante para ellos. Se ayudarán y protegerán cuanto puedan.

No lo dije lo suficiente, pero la musicalización de #lost es espectacular. Te transporta tan fácilmente, pueden tener escenas enteras sin hacer nada o decir algo y ya sientes muchas cosas. Mi favorita es la canción de Kim Yun-A – lost.

Lost o Descalificado como humano (traducción literal) plantea ideas bien interesantes sobre el sentimiento de fracaso de vida. Cuando un trauma o una situación difícil como la perdida te golpea deja ese sentimiento de sentir que no eres capaz de proveer lo que se te pide. De hecho digo «golpear» y es algo que toca la serie muy gráficamente, el impacto que tiene sobre las vidas de aquellas mujeres golpeadas es indimensionable. Lost es un paseo bien fuerte sobre, por decirlo de alguna forma, la discapacidad emocional.

Los protagonistas sienten la perdida o desconcierto y eso los conecta inmediatamente, en su incapacidad de proveer esa estabilidad a sí mismos logran, de manera muy paciente, empatizar con alguien que puede realmente entender lo que se siente. Lo primero que haces también es entregarte a ellos y entenderlos.

Aclarar que si bien existe un lazo que puede indicar que habrá romance en ningún momento la historia descansa en eso, no es un noona romance, es mucho más un slice of life.

Visualmente es impecable, mantiene un equilibrio en su paleta de colores e iluminación que habla mucho por los personajes, es tan protagonista como la música, entre todos los elementos se consigue una producción audiovisual de estándar alto absoluto, me fascinó.

De mis momentos favoritos cuando la historia gira en torno a la canción de Jeff Buckley “Hallelujah” que escuchan todo el tiempo y Min-Jung explicando al final que «las cosas nunca cambian».

Cualquiera que piense que este drama es malo o aburrido quizás lo está viendo en un mal momento, la historia requiere de empatía al expresar experiencias cruciales de la vida como “la muerte”.

Es una historia sobre personas que están en el mismo lugar pero en diferentes momentos de sus vidas. Algunos comienzan a encontrar su camino, otros se adentran más en el bosque, pero lo que los conecta a todos y hace que este drama sea tan convincente es la imagen de la humanidad que ofrece.

La vida no es simple ni fácil y, a veces, ni siquiera sabemos exactamente por qué estamos luchando tan duro solo para sobrevivir. Todos experimentarán esto en algún momento.

Es lamentable su baja recepción incluso cuando esto marcaba el regreso de Jeon Do-Yeon y Ryoo Joon-Yeol después de cinco años. Para los que si se quedaron hasta el final estoy seguro de que significó una experiencia bastante íntima y profunda. Una joya que quizás se mantenga escondida.

LOST
Es una historia intima, humana visualmente perfecta.
Nota de lectores1 Vota
10
A favor
En contra
7.9