The silent sea

La peor sequía en una generación, caudales secos, incendios forestales incontrolables, bajo nivel de mar y pocas lluvias, este es el escenario que presenta #TheSilentSea en un ambiente futurista (no tan irreal) que expone a una generación que vive un periodo de crisis ambiental extremo. La predicción estipula que el agua del mundo será reducida en un 40% y la taza de mortalidad infantil alcanzará niveles históricos debido a las enfermedades causadas por el agua contaminada.

Esto junto con la falta de tenencia responsable de mascotas y el rechazo a la ley de distribución justa de agua posicionan al espectador inmediatamente en un contexto dramático. En esta emergencia los organismos han creado comités que aseguran las medidas de supervivencia humana, pero estos han sido percibidos como sistemas corruptos y desiguales.

Estación lunar Balhae

Se nos presenta sin más a la doctora Song Ji-an ( Bae Doona ), una astrobióloga que es invitada a participar de una misión «importante» llamada estación Balhae, una estación lunar creada por la AEA coreana. Aquí la doctora conoce al capitán Han Yun-Jae (Gong Yoo) que le recuerda que hace cinco años hubo un accidente en dicha estación en donde nadie regreso con vida. Otros participantes de la tripulación serán Ryu Tae-Suk, la doctora Hong Ga-Young, el jefe Gong Soo-Hyuk, el líder de la AEA Kim Sun y Gong Soo-Chan.

La estación Lunar Balhae ha permanecido cerrada hasta ahora, la misión de estos exploradores es recuperar una muestra «importante» antes de que la estación se cierre para siempre. Para ello contarán con apenas 24 horas.

La tripulación solo sabe que debe recuperar una cápsula, pero desconoce el contenido de ella, ya que la información vital sobre la investigación se perdió en el accidente anterior. Luego de un despegue dificultoso por parte de nuestro equipo en la luna, su primera misión es encontrar la estación, buscar la cápsula perdida e investigar, de paso, qué fue lo que verdaderamente sucedió hace 5 años.

«Cuando era niño miraba la luna y pedía deseos, pero este lugar es espeluznante»

La nueva serie de Netflix esta basada en el corto «El mar de la tranquilidad» de Choi Hang-Yong quien también dirige este trabajo de la mano del guion de Park Eun-Kyo, escritor conocido por sus trabajos The Great Battle y Mother.

Un drama de ciencia ficción que conversa inicialmente sobre el impacto que ha generado en la sociedad el cambio climático y cómo eso ha reducido la calidad de vida de una manera desastrosa. Y ese es uno de los buenos elementos que ofrece la serie que lamentablemente va quedando reducido en la medida que la historia se mueve hacia otros espacios de la ciencia ficción.

En aspectos visuales la serie cautiva, Choi Hang-Yong maneja un estilo bastante dinámico y que funciona super bien a la hora de atraer desde lo visual. Si en un principio tenía mis reparos sobre cómo estaba montado este universo espacial luego la verdad es algo que deja de preocuparme.

Es la historia la que se vuelve un poco absurda desde el episodio 3 hasta el 6, la necia necesidad de los personajes de explicar cada detalle, cada vez que se lanza un plot, es lo que produce cierta incomodidad. Y es que dichos personajes deben traer cordura a una narrativa algo bizarra que dicta mucho de sus propias historias de vida que si son interesantes y más humanas, pero que son rezagadas a un tercer plano.

Desde un principio se declara que esta será una misión suicida y, en realidad, lo es. Todo lo que podría salir mal lo hace y la peor parte es que los eventos son realmente inexplicables y escalofriantes, pero nuestros protagonistas se reponen muy rápido de ello.

La historia tiene momentos y dificultades que deberían sentirse mucho más amenazantes, eventos que se pierden al caer en los clásicos chicles de viajes espaciales. La dificultad más grande de la propuesta de Park Eun-Kyo es que se enfoca demasiado en el drama del pasado cuando el peligro inminente tiene mucho más potencial. Se siente incompleta.

Eso si #theSilentSea es una historia con capítulos cortos que perfectamente puedes ver de un tirón. Las actuaciones nunca serán un tema porque Bae Doona  y Gong Yoo son muy buenos cuando son puestos al mando, esta vez sorprenden con rangos diferentes, personajes con emociones algo más débiles, pero eso en ningún momento significa que son personajes malos. Finalmente, un OST que debe ser disfrutado en su máximo esplendor, se siente bastante épico.

https://www.youtube.com/watch?v=QTqx9C1ILM4

Una historia que pudo haber quedado mucho mejor en una película y que hubiese generado más impacto si hubiese descansado más en sus personajes que en los eventos fantásticos que ocurrieron en la luna. Me deja una sensación amarga y dulce, porque a pesar de que no es difícil terminarla, siento que podíamos haber conectado mucho más con sus personajes. Los ocho episodios ya están disponible en Netflix.

The silent sea
Se siente incompleta.
La dificultad más grande de la propuesta de Park Eun-Kyo es que se enfoca demasiado en el drama del pasado cuando el peligro inminente tiene mucho más potencial. Se siente incompleta.
3.7
AllEscort