¡Hola y adiós, mamá!

No hay barreras para el amor de una madre, en #HiByeMama descubriremos una historia de relaciones que han quedado inconclusas debido a la muerte y plantea esa idea esperanzadora y dolorosa de volver a ver a quien se ha perdido.

La serie que se estrenó el 2020 por tvN, cuenta la historia de Cha Yoo-ri una madre que vive en el limbo antes de partir a la “siguiente vida”. Y es que, es el amor que tiene por su hija el que no le permite hacerlo, por eso ha vagado por 5 años entre las personas que conoce y los lugares que frecuentaba como un fantasma.

«Todo el mundo pasa por un túnel de oscuridad en la vida. Un largo túnel que te hace pensar que nunca volverás a ver la luz. Pero no hay túneles sin salida, no hay amor eterno ni dolor eterno en el mundo.»

La historia que fue dirigida por Yoo Je-Won (Hometown cha cha cha, Tomorrow with you, Oh My Ghost ) y escrita por Kwon Hye-Joo, trae de vuelta a Kim Tae-Hee a la actuación en lo que según sus palabras «es un proyecto con el cual se puede identificar». El elenco lo completa Lee Kyu-Hyung, Go Bo-Gyeol y Seo Woo-Jin.

La historia comienza con una Cha Yoo-ri contando cómo sucedieron las cosas hasta el día de su muerte, allí con un embarazo casi en su término realiza un acto heroico para salvar a su bebe, pero le cuesta la vida. Cinco años han pasado, Cha Yoo-ri aún deambula deseando poder encontrar la forma de ayudar a su hija Jo Seo-Woo, que puede ver fantasmas y es vulnerable a sus ataques.

A través de un proyecto de reencarnación, se le da la posibilidad de convertirse en humana durante 49 días, por lo que regresa con su hija Cho Seo-woo.

Pero también hay otras personas con las que irremediablemente debe volver a encontrarse, una de ellas es su esposo Cho Kang-hwa (Lee Kyu-Hyung), un doctor torácico, quien después de la pérdida de Yoo-ri vivió como soltero con un trauma que no le permite volver a operar. En la actualidad Cho Kang-hwa se ha casado nuevamente.

Go Bo-Gyeol interpreta a Oh Min-Jung, esta nueva mujer en la vida del médico, en lo que pareciera ser el personaje que debemos odiar por ser la entrometida pero no. Oh Min-Jung es paciente con su marido aunque no sabe si puede confiar en que ha dejado las cosas atrás, por eso enfoca sus fuerzas en ser la madre que Cho Seo-woo necesita, pero como se puede esperar encontrará algunas dificultades.

La vida de Yoo-ri como fantasma está acompañada de otros fantasmas que también no han podido dejar este plano por estar aferrado a relaciones que no han podido terminar bien. Huyen de la chamán Mi-Dong que les recuerda que no les queda tiempo, Mi-Dong será la encargada de ayudar a Yoo-ri cuando sienta que hay cosas que no puede soltar.

Cha Yoo-ri ha dejado una huella en sus amigos, su familia y sus íntimos, todos han sufrido con su perdida, como podría esperarse de alguien tan apreciado. Pero en esos 5 años descubre que su partida ha dejado demasiado desconsuelo por lo que no será sencillo para ella volver a presentarse delante de ellos. Estos 49 días será la oportunidad en la que nuestros personajes volverán a sentir el dolor, pero también comenzaran a dejar atrás los dolores de las cosas no dichas o momentos no vividos. En ese sentido la serie ofrece un viaje emocional que te dejará abrazado a tu propia angustia y desconsuelo, es muy intenso.

Cuando nos ponemos en los zapatos de Yoo-ri queremos que todo lo que no ha alcanzado a vivir sea una realidad para ella, esperamos que se presenten villanos en los cuales podamos descargarnos, pero nada de eso ocurre y es lo especial de #HiByeMama. Incluso cuando podrías odiar a alguien no puedes realmente hacerlo porque todos son llevados por las circunstancias de la vida.

Las actrices Lee Jung Eun y Kim Seul Gi, que realizan una aparición especial, trabajaron con el director Yoo Je Won en el drama Oh My Ghost.

Uno de los elementos que causo controversia fue el hecho de que ocuparan a un niño actor (Seo Woo-Jin) para interpretar a una niña. No era muy compresible la situación, pero el Director argumentó que cuando conocieron a Seo Woo-Jin entendieron que era lo que necesitaban para poder controlar las emociones que requería el personaje. Los padres (ambos psicólogos) argumentaron en una declaración que estaban al tanto y procuraban el perfecto cuidado de la integridad de su hijo.

Todas las madrastras de los cuentos de hadas son malvadas. Las madrastras también son mamás.

Oh Min-Jung

No todo es llanto en la serie, tenemos un trío de mujeres que resulta ser muy atractivo, historias secundarias que también se roban nuestra atención y un Oh Eui-Sik que se roba todas nuestras risas, es hilarante. Por lo demás es importante destacar que las actuaciones de Kim Tae-Hee y Lee Kyu-Hyung son realmente las mejores que he visto.

En definitiva #Hibyemama es una de mis historias favoritas, es apaciguante y dolorosa (enfoque episodio 8) pero que te enseña y deja un gran mensaje sobre el significado de la vida y sus momentos.

Está disponible en Netflix y es recomendable verla con pañuelitos.