Connect with us

DOCUMENTALES

Britney vs Spears 

Jenny Eliscu y la cineasta Erin Lee Carr investigan la lucha de Britney Spears por la libertad.

Published

on

Después de las revelaciones de «Framing Britney Spears» y el especial de la CNN «Toxic: Britney Spears ‘Battle For Freedom» llegó el turno de Britney vs Spears, documental que se estrenó el pasado 28 de septiembre por el servicio de streaming Netflix.

Los trabajos documentarios pasados abrazaron el movimiento » Free Britney» que le permitió a la cantante replantear su posición frente a la justicia americana y a los fans la posibilidad de abogar por su artista, luego de reiterados ingresos a un centro psiquiátrico.

Free Britney (o #FreeBritney) es un movimiento social en apoyo a la cantante estadounidense Britney Spears por el caso judicial concerniente a su tutela, que empezó en 2008.​ El movimiento se hizo popular en 2019, después de varias acusaciones relacionadas con el ingreso de la intérprete a un centro psiquiátrico durante ese año.

La periodista Jenny Eliscu y la cineasta Erin Lee Carr investigan la lucha de Britney Spears por la libertad a través de entrevistas exclusivas y nuevos relatos que detallan cosas nunca antes conocidas sobre la tutela que mantiene el padre de la cantante.

Durante los 90 minutos que dura el documental podemos ver a varios personajes que estuvieron cerca de ella desde el 2009 hasta la actualidad.

El fotografo que se acercó a Spears mientras trabajaba en un especial de MTV lee una carta que ella le escribió y le dio, con la esperanza de que la pudiera leer en televisión.

Un ex novio, el ex fotógrafo paparazzi Adnan Ghalib, muestran textos que demuestran cuánto odiaba Spears la medida. Otro ex novio, Lutfi, niega los rumores de que le dio drogas e insiste en que fue utilizado para ayudar a justificar la creación de la tutela.

El documental también plantea que la artista recibía 8.000 dólares de mesada a pesar de los ingresos millonarios que generaba.

“Lo único que sabemos con seguridad es que Britney trabajaba casi sin parar y ganaba mucho dinero para otras personas”

El documental implica que el padre de Britney, Jamie Spears, y otros se aprovecharon del colapso de la cantante en medio de conflictos por su divorcio de Kevin Federline y la presión de la persecución constante de los paparazzi.

El documental también ofrece una explicación clara de su tutela, que se divide en dos partes: autoridad sobre su persona y autoridad sobre sus finanzas.

“Tenemos estándares muy particulares para una tutela. Debes ser incapaz de satisfacer tus necesidades de comida, ropa, salud y vivienda. Lo diré así: he representado a docenas de tutelados en corte y ninguno de ellos tuvo nunca un trabajo”

comenta el abogado Tony Chicotel.

El trabajo de las directoras busca reflejar la realidad de la vida que ha tenido que llevar Britney desde que se le implementó la tutela, cuestiona los antecedentes médicos obtenidos de manera sospechosa, sus restricciones íntimas y la poca cooperación de su padre, de la mano de un sin fin de intentos de la artista por cambiar su situación.

En definitiva, busca reflejar un lado aterrador de la tutela y sus vacíos legales, haciendo a todos entender por qué debe ser modificada o terminada por completo.

Lo que no queda claro es qué tan ciertos son algunos de los relatos que se comentan, varios de ellos más que provenir de una fuente confiable dan espacio a la conspiración. A pesar del seguimiento de Jenny Eliscu y Erin Lee Carr es difícil relacionarse con sus comentarios cuando no tenemos opiniones más cercanas, si bien, es imposible acceder a ellas, le hubiese dado al proyecto un sentido de fiabilidad.

De todas maneras el relato final de la cantante frente al juzgado juega su parte más realista y nos deja con la inquietud de cómo ha sido realmente sufrir ese tipo de acoso. En la actualidad la cantante agradece el apoyo de sus fans que le han permitido terminar con la tutela a causa, por qué no decirlo, de un movimiento que le salvo la vida.

Dos y tres veces, como dicen, bueno es repetir y repasar lo que es bueno

Continue Reading
Advertisement

DOCUMENTALES

The most hated man

Una madre lucha por derribar el imperio de pornografía vengativa de Internet de Hunter Moore.

Published

on

By

Fuente: BlutMagazine

Cuando publican fotos e información privada de su hija en internet, una madre emprende una rápida acción y busca justicia contra el sitio web y su popular propietario.

Contada en tres fragmentos provocativos, el último docuserie de Netflix cuenta dos historias impactantes: una sobre el ascenso meteórico del rey de la pornovenganza de Sacramento, Hunter Moore, y su popular sitio web IsAnyoneUp.com, y la otra sobre la tenaz y enojada madre del sur de California que ayudó a derribar a ese deplorable fanfarrón.

“Ese sitio trataba de humillar a la gente tanto como fuera posible”.

¿Cómo ganó Moore ese título? Creó un sitio en 2010 llamado IsAnyoneUp.com. Si bien comenzó con un enfoque en la cultura de bandas/conciertos, rápidamente se convirtió en un centro de pornografía vengativa, un lugar para que las personas publicaran y examinaran fotos privadas de cualquier persona que pudieran encontrar, a menudo con enlaces a perfiles de Facebook o incluso direcciones de casas. Y cuando Moore se enfrentó a cómo sacar provecho de las invasiones de la privacidad que literalmente ponían vidas en peligro era moralmente repugnante, solo sonreía y se reía, un verdadero sociópata que carecía de empatía.

Esta miniserie, de los productores de ‘El estafador de Tinder’ y ‘No te metas con los gatos’, aborda temas violentos, explícitos, delicados y de naturaleza sexual que pueden ser perturbadores para cierto público.

Fuente: Theindependent

El productor ejecutivo Alex Marengo camina sobre la cuerda floja con este material sensitivamente indecoroso, necesitando mostrar destellos de maldad sensacional pero sabiendo cuándo alejarse de glorificar la humillación sexual. El director Rob Miller nunca pierde el tiempo, va directamente a una historia que salta a varios lugares, incluido San Francisco, donde Moore vivía con su ex novia (que es entrevistada) y a otras ciudades donde nos presentan a sus víctimas explotadas, así como aquellos que intentan detenerlo. Cada personaje, la mamá osa Charlotte Laws y un exmilitar de Las Vegas y defensor contra el acoso escolar, viene equipado con una historia de fondo intrigante y son estos coloridos personajes combinados con numerosos giros impactantes que hacen de «Hated» una bomba de tiempo.

Es una de las series de no ficción más sólidas que Netflix ha producido hasta el momento, un golpe en la cara para cualquiera a quien le guste tomar fotos de desnudos que asumen que permanecerán en privado (no cuentes con eso). Particularmente inquietante es la descripción de la devoción reverencial que inspiró Moore, una en la que acumuló una colección viral de fanáticos que se autodenominaron «La familia» y vieron al calamar innegablemente carismático (que se rehusó a ser entrevistado para el documental) un dios.

Fuente: Infobae

“La venganza nunca es bonita. Pero cuando se hace de manera meticulosa, inteligente, psicóticamente, es una cosa hermosa”, dice una persona sobre el merecido de Hunter. Es difícil no hacer eco de la sonrisa en su rostro, realmente se siente bien en el momento. Sin embargo, un poco menos de belleza y un poco más de desorden podrían haber alimentado un mejor documental.

Fuente: Netflix

The most hated man
Nota de lectores1 Vota
7.2
7.6
Continue Reading

Trending