BETTER DAYS

¿Alguna vez has sentido que te quiebras en pedazos y sabrás que no volverás a ser el mismo? Bueno, esa amalgama de emociones y sentires genera en quien la ve, el filme chino 《Better Days》.

Better days  少年的你, (Shao nian de ni),
Hong Kong, 2019.
Dirección: Derek Tsang
Duración: 138 minutos
Guion: Lam Wing-Sum, Li Yuan, Xu Yimeng
Producción: Coproducción Hong Kong-China; We Pictures,
Tianijn Xiron Entertainment, China Wit Media,
Shooting Pictures, Goodfellas Media Fotografía: Fisher Yu
Música: Varqa Buehrer
Reparto: Zhou Dongyu, Jackson Yee, Yin Fang,
Wu Yue, Huang Jue, Xinyi Zhang, Liu Hua, Ye Zhou

Esta película centra su narrativa en aspectos sociales que si bien se han hablado, siempre es necesario que los productos audiovisuales remarquen la importancia de hacer alusión de ellos.

Y es que tocando temas de bullying y sus consecuencias, que pueden ser más que severas el director le da al espectador una historia que, si bien podría parecer genérica, maneja matices inconfundibles. La visión de su director hace que finalmente el film y su temática no se encasillen como en el cine popular hollywoodense.

La historia gira en torno a Chen Nia, una joven introvertida, que es intimidada en la escuela, que por cosas de la vida se encuentra con un joven callejero, Xiao Bei.

Chen Nia paulatinamente empieza a formar un vínculo con Xiao Bei, quien intenta protegerla mientras ella trata de sobrevivir a las duras presiones de sus exámenes finales y el entorno en que se mueve (solo por dar unas pinceladas).

La película fue nominada a mejor largometraje internacional, logro que Hong Kong no tenía desde 1993.

El metraje a medida que avanza se toma matices un tanto románticos y policíacos, ya que en paralelo hay unas pesquisas por un hecho que marca el rumbo de la historia.

Chen Nia y Xiao Bei, pareciese que son dos personajes milimétricamente diferentes, pero sus miedos y virtudes los hacen tan humanos y similares. Eso lo mostraron a la perfección los actores Zhou Dongyu y Jackson Yee, en sus roles interpretativos hicieron un trabajo tan limpio, reflejando una gran entrega y construcción de personajes.

La fotografía de Better days es exquisita, mediante una paleta cromática donde predominan tonos fríos y espacios lúgubres, vemos como eso le da fuerza a los momentos donde el drama está en su cenit y tonos cálidos cuando hay momentos de relativa calma. El lente del director de fotografía supo retratar muy bien todo lo que le da fuerza al filme.

“Tú protegerás al mundo y yo te protegeré a ti”

Para el desenlace de la cinta su director, a través de vista atrás o analepsis, nos da ese toque de fidelidad a lo contado. Y que es una prueba fehaciente de que, «cada quien elige como sobrevivir«.

Better days, es esa película que te quiebra emocionalmente, pero lo hace de una manera tan emocionante que quedas satisfecho por la calidad de lo visto.