Again My Life

Un joven fiscal, que es asesinado mientras intentaba derribar a un político poderoso, tiene la oportunidad de comenzar una nueva vida.

Kim Hee-woo (Lee Joon-Gi) es un fiscal apasionado por la justicia y la rectitud. Es un ex peleador de artes marciales mixtas que se inscribió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Hankuk después de volver a tomar el examen de ingreso a la universidad por tercera vez y se graduó. En contra de las órdenes de sus superiores, investiga los delitos de corrupción cometidos por el político Cho Tae-sub (Lee Kyoung-Young), quien es un hombre despiadado, corrupto y de sangre fría bajo su imagen bondadosa y respetable. 

Desafortunadamente, Hee-woo es engañado por Tae-sub, quien no solo silenció a los testigos, sino que también envió a su asesino de confianza «Dr. K» a matarlo.

Poco después de la muerte de Hee-woo, su alma se encuentra con una Grim Reaper femenina, quien le ofrece a Hee-woo una segunda oportunidad de revivir su vida, con la condición de que debe llevar a Tae-sub ante la justicia y darle el castigo que merece. Después de aceptar la solicitud, Hee-woo se encuentra de regreso a quince años atrás en 2007, cuando se graduó de la escuela secundaria, trabaja a tiempo parcial y está volviendo a tomar su examen de ingreso a la universidad por primera vez. También se reúne con sus padres, Kim Chan-sung y Lee Mi-ok, quienes todavía están vivos antes de su muerte.

La historia está basada en la serie de novelas "Again My Life" de Lee Hae-Nal publicada por primera vez el 13 de mayo de 2016 hasta el 10 de noviembre de 2017 a través de Kakao.
Fuente: Letsgonews

A pesar de tener muchos elementos que llamaban mi atención, el drama no logra ser más de lo que su premisa nos anunciaba. La historia de #AgainMyLife no te dice realmente si debes quedarte con la idea de la fantasía inicial o si la debes olvidar de plano. En muchos momentos la ley o su base de «drama legal» se ve caricaturizada por las incesantes coreografías de acción, en una batalla de poderes que uno encuentra más en producciones de mafias que en dramas derechamente legales.

Y es que la principal intención de la serie es retratar cómo todo se ve afectado por el poder de la corrupción, en ese aspecto el drama no deja a nadie insatisfecho. No es de extrañar entonces que haya alcanzado el éxito de audiencia que tuvo dentro de la población coreana que se apega a los temas conductuales con inflexibilidad. La gran apuesta de #AgainMyLife  descansa en el morbo de ver cómo las instituciones intachables se corroen desde su interior, destacando el buen juicio y la buena moral desde el punto de vista de nuestro protagonista, que en realidad representa el interés de toda una nación.

Pero es importante decir que las historias y sus arcos redentores resultan demasiado fantásticos al punto de llegar siempre a una conclusión ganadora y bastante perfecta.

Again My Life alcanzo una clasificación #7 siendo la más alta que ha logrado el drama de JG en Gallup.  Anteriormente, el más alto fue Moon Lovers, que ocupó el noveno lugar en la encuesta de octubre de 2016.

Cho Tae-sub (Lee Kyoung-Young) pareciera ser un villano de temer, pero en realidad lo único impresionante de su desarrollo es la forma en que finge ser alguien relativamente bueno. Los personajes, en general, interrumpen según mi apreciación la verdadera idea de la trama, por muchos momentos la manera en que todos existían en torno al protagonista me pareciera superficial.

Si bien Hee-Woo logra desarrollar sus planes a través de ellos y debe buscar maneras ingeniosas para luchar contra superhumanos, grandes maquinadores policiales e influencias políticas, llegué a cuestionar si de verdad necesitábamos tantos personajes. 

El actor Lee Joon-Gi aprovecha esta historia para brillar, su entrega y dedicación es palpable en cada desafío que demanda Kim Hee-Woo. Su ambición de justicia personal se vuelve el eje central y al menos LJG es lo suficiente buen actor como para atraer y mantenerte pendiente a cómo finalmente lo logrará. Aunque llegar a tener tantos intereses amorosos para no desarrollar ninguno de ellos, es bastante decepcionante.

Fuente: Zapzee

Lamentablemente, es verdad que la serie hubiese quedado mejor en menos episodios, y con una presentación más correcta de los personajes. Kim Hee-Woo tiene una segunda oportunidad de vivir, pero nos damos cuenta de que está viviendo más una línea temporal alterna que una reescritura de lo que vivió. 

Personalmente, no sentí que la historia adquiriera una verdadera profundidad. Volver a vivir daba la oportunidad de reevaluar todo, elemento que podría haber abarcado otras perspectivas en el protagonista más que lo «legal».

#AgainMyLife decepciona porque no sorprender más allá, no te cuenta cómo funciona la fiscalía y se enreda en la jugarreta de quien tiene la última palabra. Paradójicamente, muy fantástica para ser tomada en serio.

Again My Life
Nota de lectores2 Votos
8.8
A favor
En contra
7