Bestia

La vida de una agente de la policía secreta en la dictadura militar en Chile. La relación con su perro, su cuerpo, sus miedos y frustraciones, revelan una macabra fractura en su mente y en el país.

Inspirada en hechos reales, “Bestia” entra en la vida de un agente de la policía secreta en la dictadura militar en Chile. La relación con su perro, su cuerpo, sus miedos y frustraciones, revelan una macabra fractura en su mente y en un país.

La obra retrata una brutal historia con una muñeca de porcelana. Su protagonista es Ingrid Olderöck, una mujer que adiestra perros para cometer crímenes durante la dictadura.

1

Inspirado en su vida pero no es un trabajo biográfico. Es la definición que insiste en entregar su director sobre la historia que cuenta su cortometraje, que extrae elementos de Íngrid Olderöck, la exagente de la Dina conocida como “la mujer de los perros”, quien cometió vejámenes en centros de tortura como Venda Sexy. Fue, de hecho, Mayor de Carabineros antes de integrarse a la DINA en 1973.

Ahí entró con el grado de capitana y participó en la Escuela Femenina, donde alrededor de 70 mujeres fueron instruidas para cometer torturas y realizar tácticas represivas contra opositores a la dictadura militar.

El 15 de julio de 1981 sería víctima de un atentado ocurrido en su domicilio, al recibir un disparo en la cabeza por integrantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Después de aquello, y del retiro, finalmente murió el 17 de marzo de 2001 a la edad de 58 años, producto de una hemorragia digestiva aguda.

6

El cortometraje «Bestia» es un thriller psicológico que habla de la dictadura desde la intimidad de Ingrid Olderöck.

“El corto es un ensayo acerca de la maldad, se termina hablando de una mente modificada y perturbada, en el fondo rota porque ella se dedicaba a romper almas estando la suya también destruida desde incluso antes de nacer. Entonces es hablar de una sociedad macabra a través de este personaje ocupándolo como dispositivo”

Hugo Covarrubias a El Mostrador 

Bestia ha sido galardonada en importantes festivales internacionales como Annecy (Francia), Chilemonos (Chile), Guasalajara (México), Sundance (Estados Unidos) y recientemente en el Festival de cortometrajes de Clermont-Ferrand (Francia), acumulando cerca de 30 premios. Planteado como una “reflexión sobre la maldad” que se inscribe en el thriller psicológico, Bestia estudia la mente de una torturadora, una mujer con una rutina inamovible durante la dictadura militar. Desayuna, llega al centro en que se encuentran los detenidos, recibe instrucciones de sus superiores, pone música en la radio e inicia las sesiones de tortura. Siempre está junto a su perro, quien incluso se le aparece en las inquietantes pesadillas que la acompañan cada noche.

El filme acaba de ser nominado a los premios Oscar en la categoría Mejor cortometraje animado, consiguiendo la quinta candidatura para Chile.